miércoles, 25 de mayo de 2016

Práctica 16 - La importancia de la familia en el desarrollo de la infancia

Para entender qué es una familia, primero tenemos que conocer una definición de esta. La familia es un grupo de personas formado por individuos que se unen por relaciones de filiación o de pareja. Según la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es el elemento natural, universal y fundamental de la sociedad, y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.





Familias hay de muchos tipos:
  • Familia nuclear: formada por la madre, el padre y uno o más hijos.
  • Familia extensa: abuelos, tíos, primos y otros parientes.
  • Familia monoparental: en la que el hijo o hijos viven con un solo progenitor (ya sea la madre o el padre).
  • Familia ensamblada, familia reconstituida o familia mixta: es una familia en la cual uno o ambos miembros de la actual pareja tiene uno o varios hijos de uniones anteriores.
  • Familia homoparental: aquella donde una pareja de hombres o de mujeres se convierten en progenitores de uno o más niños.
  • La familia de padres separados: en la que los padres se niegan a vivir juntos; no son pareja pero deben seguir cumpliendo su rol de padres ante los hijos.

La familia tiene mucha importancia en el desarrollo de los niños durante su infancia, ya que es el lugar donde ellos crecen y aprender a ser quienes son, obteniendo una identidad personal y social, así como una personalidad.

La familia debe crear un vínculo con la escuela, ya que en realidad, en la escuela se refuerzan los valores y aptitudes recibidos en casa. Las familias deben mostrarse participativas con la escuela durante todo el proceso de Educación Infantil (de 0 a 6 años).

En la escuela deberíamos conocer mucha información sobre cada niño y su familia, para así entender ciertos problemas que puedan ir surgiendo. Esta información puede ser el número de hermanos del alumno, si son mayores o menores que él, si los padres o madres viven juntos o separas, si vive alguien más en casa (la abuela, el abuelo, el tío...), o también si en casa el niño juega, participa en las tareas, etc.
Esta información la podremos obtener a través de reuniones previas con las madres y los padres, así como conversando en el día a día con los propios niños, sobre las cosas de casa, o situaciones cotidianas.

Como docentes, podremos orientar a las familias cuando se encuentren ante alguna situación que cree peligro para la estabilidad emocional del niño, o de la familia en general.

Otra estrategia para comunicarnos con las familias puede ser el uso de una agenda, donde puedan escribir profesores y alumnos todos los días. Este es un recurso que ya se utiliza en muchos colegios.

Una estrategia que podemos usar en el aula para obtener información sobre el niño y su familia es pidiéndole que nos haga un dibujo de él y su familia, ya que así podremos comprobar su estado de ánimo, cómo él ve la realidad, etc.


"El hacer el padre por su hijo es hacer por sí mismo."
                    Miguel de Cervantes (1547-1616) Escritor español


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada